Conecta con nosotros

Consejos

9 trucos para reducir el estrés y la ansiedad en el trabajo

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna.

9 trucos para reducir el estrés y la ansiedad en el trabajo
Photo: Shutterstock

Con la cultura actual de estar siempre «conectado», la línea entre el trabajo y la vida personal se ha vuelto borrosa. Eso, entre otros factores, provoca estrés de vez en cuando. Y a menudo nos lleva a preocuparnos constantemente y a sentir pánico por resultados que, en la mayoría de los casos, no podemos controlar. 

Eso se llama ansiedad. En la actualidad, millones de personas de todo el mundo sufren algún tipo de trastorno de ansiedad en algún momento de su vida. Y estos casos suelen darse en el trabajo.

Con estos prácticos consejos, aprenderás a controlar el estrés en poco tiempo. Haz que tu semana laboral esté libre de estrés y ansiedad con estos consejos.

Combatir el estrés

Reduzca el consumo de cafeína

¿Siempre empiezas el día con café? ¿Has tomado bebidas energéticas con demasiada frecuencia? El café, las bebidas energéticas, el chocolate y el té tienen cafeína. 

Aunque la cafeína ayuda a aumentar tu energía, un exceso de ella puede ser perjudicial. Se sabe que las cantidades elevadas de cafeína provocan ansiedad. 

Si experimentas signos como latidos rápidos del corazón o malestar estomacal cada vez que tomas bebidas que contienen cafeína, es hora de reducir su consumo para calmar la ansiedad.

Compruébese a sí mismo de vez en cuando

Tómate un tiempo regularmente mientras estás en el trabajo para controlarte. Tomarse un minuto cada dos horas para respirar y meditar puede ayudar mucho a controlar el estrés. 

Suelta la tensión y despeja tu mente de pensamientos negativos durante esos descansos. Incluso puedes descargarte una aplicación para controlar la ansiedad que te ayude a superar el estrés en el trabajo.

Realiza actividades físicas

¿Quieres deshacerte de todo el estrés que padeces en el trabajo? Hacer ejercicio físico es una forma saludable de combatir el estrés. Aunque suene raro, estresar tu cuerpo puede ayudarte a aliviar tu estrés mental. 

Esto se debe a que hacer ejercicio reduce la hormona conocida como cortisol y ayuda a liberar endorfinas, que mejoran tu estado de ánimo. 

Empieza con actividades sencillas para aliviar el estrés, como los paseos durante la pausa del almuerzo o el yoga. 

También puedes apuntarte a un gimnasio cercano a tu casa u oficina.

Trabaja en la creación de relaciones positivas

Rodéate de vibraciones positivas y manejarás mejor el estrés. En la mayoría de los casos, el estrés laboral puede reducirse si tienes alguien con quien hablar. 

Por lo tanto, ayuda a crear relaciones significativas en el trabajo. Aunque tus amigos no estén en condiciones de resolver tus problemas por ti, el simple hecho de hablar con un colega cercano puede ayudarte a aliviarlo. 

Dedica también tiempo a tu familia. Rodéate de un círculo social fuerte.

Cambia a los aperitivos y alimentos saludables

Lo que ingieres influye mucho en cómo te sientes. Por ejemplo, las golosinas azucaradas (helados) y los alimentos ricos en grasa, como las pizzas y las hamburguesas, probablemente te harán sentirte decaído.

Y cuando esta sensación de cansancio llegue mientras estás en el trabajo, se sumará al estrés que ya tenías.

Entonces, ¿qué deberías consumir para reducir el estrés en el trabajo? Los bocadillos saludables repletos de carbohidratos te ayudarán a alimentar tu cerebro y a aumentar tu concentración. 

A su vez, te proporcionan la energía tan necesaria para hacer frente a la presión laboral. Si no estás del todo seguro de qué alimentos ayudan a tratar el estrés, aquí tienes un par de ejemplos que puedes tener en cuenta.

Frutas y verduras

Pan o pasta integral

Chocolate negro

Proteínas magras, por ejemplo, salmón y pollo de Alaska capturado en estado salvaje.

Los alimentos como el queso, la carne roja, las bebidas con cafeína y el alcohol deben evitarse si quieres mantener el estrés a raya.

Alivio del estrés

Duerme lo suficiente

Según un informe del HSE, 602.000 trabajadores del Reino Unido sufren estrés, depresión o ansiedad. Sin embargo, mucha gente no sabe que el sueño es quizá el principal alivio natural del estrés.

Según estadísticas recientes, la falta de sueño cuesta 411.000 millones de dólares al año. Si duermes lo suficiente, no estarás tan nervioso o irritable durante tus horas de actividad. 

Como resultado, mantendrás a raya las vibraciones negativas y mantendrás un estado de ánimo positivo. Esto contribuirá en gran medida a combatir el estrés laboral y a fomentar la productividad.

¿Tienes problemas para dormir? 

Aquí tienes algunos consejos que puedes probar para dormir lo suficiente.

Asegúrese de dormir al menos 8 horas cada noche.

Adopte un ciclo de sueño regular, acostándose y despertándose a la misma hora cada día

No duermas más de la cuenta durante las vacaciones o los fines de semana, ya que podría perjudicar tu ciclo

Apague la televisión, el portátil y el teléfono una hora antes de dormir

Haga siestas de gato (15-20 minutos) de vez en cuando para refrescarse.

Encienda una vela relajante

Encender una vela aromática ayuda a aliviar la ansiedad y el estrés. La lavanda, la rosa, el vetiver, el sándalo, la manzanilla romana, el incienso y el geranio son ejemplos de aromas de velas en el mercado que ayudan a aliviar el estrés. Tenga en cuenta que esta forma de mitigar el estrés es lo que se llama aromaterapia.

Anote sus factores de estrés

Anotar en un papel las cosas que te ponen de los nervios es una de las formas probadas de lidiar con el estrés. Esta estrategia es aún más eficaz cuando también se anotan las cosas por las que se está agradecido. Como todos sabemos, centrarse en lo negativo.

Practicar el no

Cuando se trata de cosas que están bajo su control, aprender a decir que no a las ideas o hábitos que le hacen trabajar es una de las formas probadas de reducir el estrés.

 Por lo tanto, la próxima vez que sientas que las responsabilidades que tienes encima de la mesa son demasiadas, o no quieras trabajar horas extras, no dudes en decir «no» a tu supervisor. Siendo selectivo, puedes aligerar tu carga en el trabajo, y así, conseguir mantener el estrés a raya.

Para concluir, el estrés en los lugares de trabajo es normal y siempre se experimentará. Sin embargo, hay muchas formas de combatirlo, como los consejos que acabamos de compartir en este artículo. 

Por lo tanto, asegúrate de hacer estos sutiles cambios en tu vida para ser más feliz y alcanzar una mentalidad positiva.

Click para comentar

Salir y deshacer

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Leído